Las neuronas espejo y su importancia en la educación

Posted by

Por todos es sabido que los niños aprenden por imitación, de hecho cuando tenemos más de un hijo nos damos cuenta como los pequeños aprenden más rápido y que están bastante más “espabilados”. Igual que cuando comienzan a ir al colegio notamos que su ritmo de aprendizaje es mayor e incluso que comienzan a tener reacciones o a realizar cosas que nunca antes habían hecho.

Cada niño es un mundo y cada uno tiene un proceso de desarrollo diferente pero convivir con otros niños a los que imitar hace que, en la mayoría de los casos, la capacidad motora y la comunicación verbal, por ejemplo, se desarrollen antes. Este hecho se debe a las denominadas neuronas espejo, las cuales nos permiten aprender por imitación ya que reflejan el comportamiento de los demás. Estas neuronas se activan cuando se realizan acciones y también cuando se observan acciones en los demás.

El neurobiólogo italiano Giacomo Rizzolatti descubrió en 1996 por casualidad las neuronas espejo y se dio cuenta como estas reflejaban acciones, sensaciones y emociones. Están implicadas tanto en la conducta social como en el aprendizaje y nos permiten aprender de los demás continuamente. Fue un gran descubrimiento para el estudio de la sociabilización, puesto que estas neuronas permiten entender y aprender de las acciones de los demás.

Las neuronas espejo influyen en :

  • La percepción de estímulos
  • Capacidad motora
  • Comunicación verbal y no verbal
  • Aprendizaje
  • Relaciones interpersonales

En cuanto al desarrollo de la empatía, este tipo de neuronas juegan un papel muy importante, puesto que captan el estado mental de la otra persona, lo que hace que podamos conectar con él. El punto clave es que las neuronas espejo son capaces de detectar la intención de la otra persona y se conectan con la parte responsable de las emociones (sistema límbico) y gracias a esta conexión somos capaces de reconocer e imitar emociones.

La importancia de las neuronas espejo en la educación

Los más pequeños son grandes observadores, están continuamente fijándose en todo lo que ocurre a su alrededor y su aprendizaje es continuo. Las neuronas espejo las tenemos desde que nacemos y a las pocas semanas de edad se puede observa como hay bebes que imitan determinados gestos, pero su desarrollo se inicia a los tres meses de edad, cuando el bebe puede identificar gestos como por ejemplo la risa e imitarlos.

Si somos conscientes de este dato podemos ser conscientes de la importancia que tiene cómo nos relacionemos con nuestros hijos, cómo les hablemos, les tratemos e incluso de cómo reaccionemos antes determinadas situaciones cuando estemos frente a ellos. Si los niños aprenden por imitación y son grandes observadores nosotros debemos ser su mejor ejemplo y si queremos que no griten no debemos gritarles y si queremos que nos traten con respeto debemos respetarles, ¿no te parece? Sus neuronas espejo nos van a devolver lo que nosotros les demos.

Los niños aprenden a expresarse imitando a los demás, tanto con la comunicación verbal como con la no verbal, por lo que es importante tanto cómo les hablemos como la forma en la que reaccionemos y nos enfrentamos a las situaciones (gestos, tono…). Como hemos dicho antes nuestros hijos son unos grandes observadores pero no siempre nos escuchan, de ahí que en numerosas ocasiones nos desesperemos porque repetimos infinidad de veces las cosas… Quizá en ese momento podemos hacer un ejercicio de reflexión y ver si lo que decimos se corresponde con lo que hacemos (“no se grita”, pero nosotros se lo decimos gritando…).

Además, otra característica de los neuronas espejo, es que nos contagiamos de la emoción de la otra persona, por lo que podemos utilizarlas para calmar a nuestros hijos tratando de trasmitirles tranquilidad cuando están nerviosos, por ejemplo. De aquí la importancia de conectar con las emociones de nuestros hijos, si ellos sienten que empatizamos y que comprendemos lo que les está pasando será mucho más fácil que ellos estén más receptivos. Si nuestro hijo está enfadado y en plena “rabieta” y nosotros nos enfadamos, le ignoramos o le gritamos ¿cómo crees que reaccionarán sus neuronas espejo?

Entradas relacionadas:

Deja un comentario