Recomendaciones para disfrutar de las vacaciones en familia

Posted by

Pasamos todo el año trabajando y soñando con las vacaciones en familia y este año con todo lo vivido se hacen más necesarias que nunca. Días de desconexión, tranquilidad, sin horarios y con tiempo para disfrutar, pero en ocasiones esos días de descanso y relax acaban siendo todo lo contrario… Terminamos de mal humor, no nos aguantamos los unos a los otros, parece que sólo hemos cambiado de ubicación porque continuamos teniendo una gran “carga de trabajo”, sientes que no estás disfrutando… ¿te suena todo esto?, ¿quieres disfrutar de las vacaciones en familia? Sigue leyendo porque todo tiene solución.

Conseguir vacaciones placenteras para todos en ocasiones es todo un reto. Son muchas las horas que pasamos juntos y muchas las ganas de disfrutar, nos creamos presión por la necesidad de hacer muchas cosas, estar siempre juntos, disfrutar en familia… Sería mejor si dejásemos fluir las cosas y no nos pusiéramos tantas metas.

Mis recomendaciones para disfrutar de las vacaciones en familia

  1. Respeto: Sin duda creo que es la más importante. Durante las vacaciones la convivencia se hace más intensa y si perdemos el respeto los unos a los otros la cosas no terminarán bien… Debemos respetar los tiempos, las necesidades, las ganas de hacer o no hacer cosas… No hay que coincidir en todo, esa presión de tener que hacerlo todo en familia acaba en roces porque olvidamos respetar las decisiones del otro.
  2. Tiempo para cada uno: El tiempo personal siempre es importante pero en vacaciones se hace mucho más necesario. Todos hemos pasado un año entero lidiando con nuestras responsabilidades y merecemos nuestro tiempo de desconexión. Que cada uno nos tomemos un ratito para nosotros mismos, para “nuestras cosas” reconforta mucho.
  3. Lista de lo que queremos hacer cada uno: Escribir lo que queremos hacer durante las vacaciones facilita su cumplimiento. Cuando hacemos una lista y la compartimos con el resto de la familia es más fácil que todos pongamos de nuestra parte para ayudar a que se cumpla. Muchas veces al terminar las vacaciones estamos frustrados porque no hemos podido hacer todo lo que nos gustaría… Escribir en un papel lo que queremos hacer durante el verano y ponerlo en común facilita la organización de que haya tiempo para todo .
  4. Tiempo especial para cada uno de nuestros hijos: Durante las vacaciones puede ser que los niños tengan más momentos de enfados, berrinches, malas decisiones… Es común que no entendamos que pasa y que nos enfademos con ellos, solemos pensar que como pueden comportarse así “encima que estamos de vacaciones”…  Aunque parezca mentira, durante las vacaciones es cuando menos tiempo dedicamos a los pequeños, estamos pendientes de disfrutar en familia y de estar todos juntos y nos olvidamos que los niños necesitan pasar tiempo “especial” a solas. Dedicarles un ratito a cada uno de nuestros hijos suele ser suficiente para motivar y hacer sentir a los pequeños que ellos también son importantes. Igual que nosotros necesitamos nuestros momentos ellos también necesitan los suyos.   
  5. Tener en cuenta la opinión de todos: Si queremos que reine la paz durante los días de descanso no olvidemos que todos debemos ser escuchados. Durante las vacaciones solemos ser algo más «egoístas» y pensar en nuestras necesidades y esto ocasiona más de un enfado. Tener en cuenta la opinión de todos los miembros de la familia y escuchar la opinión de los más pequeños ayudará a que todos disfrutemos.
  6. Disfrutar: Como decíamos al principio, a veces, son las propias metas que nos ponemos las que hacen que no disfrutemos. Son muchas las familias que vuelven de vacaciones frustradas porque no han cumplido con sus objetivos… Podrías rebajar las metas y centrarte en lo básico (para mí descansar y disfrutar) y todo lo que vengan de más, ¡bienvenido sea!
  7. Adaptar las vacaciones: Cuando tenemos hijos pequeños nuestras vacaciones cambian, pero esto no quiere decir que tengamos que renunciar a aquello que nos gusta. Se puede viajar con niños, visitar lugares, hacer turismo… no todo es playa o piscina, lo único es que habrá que adaptar el viaje. Lo fundamental es que pienses que las necesidades básicas de los niños tienen que estar cubiertas, de esta manera te evitarás más de un berrinche. Cansancio y hambre suelen ser las más comunes, se previsora: lleva siempre algún snack en la mochila y si puedes viaja con el carrito. Otra de las cosas que habrá que adaptar es la duración de las visitas, piensa en la edad madurativa de los pequeños y en cuanto tiempo podrán aguantar en el mismo lugar.
  8. Enseña previamente a los niños los sitios que vais a visitar: A los pequeños conocer lo que van a ver y lo que van a hacer les da seguridad. Unas semanas antes de iros podéis hacer un tour previo con búsqueda de fotos o vídeos, te sorprenderá como cuando lleguéis tendrá mucho más interés.

Las vacaciones son un momento para que todos conectemos, podamos disfrutar de un tiempo juntos y de un merecido descanso pero sin agobios. Como decimos es tiempo de relax y disfrute así que quitémonos las presiones y dejemos de pensar en lo que vamos a contar cuando volvamos ;). Disfrutemos los unos de los otros sin necesidad de hacer nada.

Os recomiendo el post de Elisa Molina, de Educar en calma, 50 actividades de verano que todo niño debería hacer antes de ser mayor. ¿Cuántas de ellas habéis hecho ya?, como hemos dicho sin agobios, se pueden ir haciendo poco a poco 😉

Entradas relacionadas:

8 comments

  1. Muy buenos consejos Rosa! Las vacaciones son un momento de conexión pero cierto es que también se
    Puede llegar a sufrir mucho a nivel familiar debido a la falta de rutina. Mis niños sin su rutina habitual parecen desorientados en esta época 😅

    1. Me alegro que te hayan gustado Montse! Es un momento del año que engloba muchos sentimientos encontrados 😊
      Espero que disfrutéis mucho de las vacaciones ❤️

Deja un comentario